Incrementar visitas Web

Hay infinidad de libros, artículos, tutoriales y manuales sobre como hacer que nuestra página Web reciba miles y miles de visitas al día, llegando a cifras espectaculares a final de mes. Muchas son de forma gratuita, otra son de pago, y hay empresas que prometen que harán que tu Web llega al millón de visitas al día en poco más de una semana. Yo mismo, en la Web de marketing en casa (la cual estás leyendo ahora mismo), he escrito innumerables artículos y publicaciones sobre como hacer esto, dando consejos, aclaraciones, métodos SEO, etc.

La cuestión es que en pocos sitios he encontrado información unificada sobre todos los modos de hacer esto, tanto los bien conocidos como los menos habituales, que nunca hay que menospreciar porque nos pueden traer un importante número de visitas por si solos. Por todo esto, pensé en coger todos los artículos que había creado y toda la información que había recopilado, tanto en otros sitios Web como en conversaciones con expertos sobre el tema, y crear un tutorial (o si prefieres llamarlo curso) paso por paso para ir incrementando nuestro tráfico Web, con todo lo que eso conlleva.

No hace falta que te lo leas de un tirón, ya que me extenderé algo más de la cuenta dependiendo de la parte explicada. No quiero que sea una guía definitiva ya que hay tantísimas cosas que se pueden hacer aparte de la metodología que voy a explicar. Aunque las reglas básicas sean iguales para todos los dominios Web, dependiendo de la temática o el nicho de mercado que hayas elegido, tendrás procedimientos muy específicos para cada situación. Sigue invirtiendo tiempo en investigar y estudiar sobre Internet y su funcionamiento. Ganarse la vida desde casa con un trabajo creado por nosotros mismos desde abajo, es algo relativamente nuevo y nos puede proporcionar mucho dinero si lo hacemos bien.

No voy a meterme en métodos de ganar dinero en la red, porque hay muchos y todos son viables, pero si lo quieres hacer por medio de la publicidad y promoción de productos, añadiendo el potencial de campañas de PPC, entonces necesitarás tráfico. Si llevas algún tiempo en el mundo del marketing en Internet, sabrás que el tráfico es fundamental. Que no te cuenten historias – sin tráfico no te comerás una rosca, hablando en plata. Puedes tener la Web más bonita y trabajada del mundo, con los mejores gráficos y los mejores scripts y efectos automatizados, que si no llega tráfico será como tener un millón de euros en el fondo de un lago. Solo lo sabrás tú y te importará a ti.

A estas alturas no vamos a negar que no es fácil tener ese número de visitantes que tienen algunas páginas Web, y que nos ponen los dientes largos. Como dije antes, depende mucho de las circunstancias. El chaval que puso en marcha la Web del millón de dólares, aumentó su tráfico a cantidades exorbitadas en el plazo de unos pocos meses, pero esto no suele ser lo habitual. Normalmente lleva bastante tiempo llegar a esos niveles de tráfico tan envidiables, y estoy hablando de años, no meses. De todos modos es algo gradual, lo que significa que puedes empezar a recibir un número de visitantes muy aceptable en pocos meses, y a partir de ahí, ir incrementando sin parar.

El curso no tiene un orden establecido por lo que lo puedes imprimir y leer la parte que más te convenga y aplicarla en todo momento. No es uno de esos llamados guía-burros donde hay que hacer las cosas al pie de la letra y sin salirse del camino. En el marketing online hay que ser flexible y tener la mente abierta para casi todo. Aunque los procedimientos son importantes, eso no significa que sean rigurosos. Puede sonar a tópico de película pero debemos buscar nuestro camino. Como todo, hay que aprender primero toda la base y las cosas que ya han hecho otros, pero que eso nos sirva para crearnos nuestros propios procedimientos. Después de todo, nosotros somos nuestros propios jefes y somos los que mandamos.

Sin querer enrollarme mucho más, empiezo con el curso y espero que os sirva para conseguir crear una verdadera avalancha de visitantes que incluso os dejen el servidor Web tiritando (pero que no se llegue a bloquear por la congestión de tráfico).

Cuando se trata de generar tráfico, muchos personas que se dedican al marketing en Internet, negocios de afiliaciones, subastas online, o simplemente gente que tiene sitios Web por puro entretenimiento, se quedan atrapados en una posición cómoda, usando las técnicas que aprendieron al principio y que les funcionó hasta cierto punto. Realmente no está mal si te conformas con una cierta cantidad de visitantes y estás logrando los objetivos marcadas hasta el momento. Sin embargo, una de las mejores cosas que tenemos cuando estamos creando páginas Web únicas que nos identifican, es la flexibilidad que nos da, y las posibilidades de experimentar con nuevas técnicas para mejorarlas.

Probablemente no usarás todos los métodos que se listan aquí, y por ello tendrás que hacer una elección de las técnicas que más se ajustan a tus habilidades, tus intereses y tu temperamento. Todos los puntos que se describen funcionan, y esto es una ventaja ya que muchas veces algunas no se utilizan por mera pereza, por lo que estarás un paso adelantado.

¿Por donde empiezo?

Una vez dicho esto, empezaremos por el primer punto y puede que más importante aspecto para incrementar las visitas Web. Tan importante que verás miles de artículos en Internet hablando sobre ello, incluyendo esta dominio. Estamos hablando de contenido único de alta calidad. Si quieres un importante tráfico que provenga de los buscadores de Internet, y de forma gratuita, el contenido es la respuesta. Es una cosa que oirás hasta la saciedad y es totalmente cierto.

Hay una práctica muy generalizada que no viene de ahora, y es crear sitios Web y blogs como si fueran churros sin preocuparse lo más mínimo de lo que contienen. Esto tiene sus efectos y a la larga, todos estos sitios Web que no han hecho los deberes decaerán mientras que los sitios grandes bien establecidos serán más importantes y tendrán más confianza de cara a los buscadores. Recuerda esto, tener y poseer un sitio Web bien establecido y de gran calidad es una sólida inversión para el futuro.

Si inviertes tiempo en pensar maneras de proveer información y contenido útil para la gente que navega por la red, acabarás tendiendo muchísimo tráfico de muchas y variadas rutas. No solo estoy hablando de artículos y escritos de más de 500 palabras, sino de algo más general. Hablo de contenido del tipo que sea, que haga que una persona se quede varios minutos embobada con una de las cientos de páginas de tu sitio Web. En este sentido el tiempo está a tu favor, porque una Web con buen contenido permanecerá bien asentada con el paso de los años. Al mismo tiempo, si sigues actualizando la Web con más contenido e información, seguirás siendo recompensado con mucho más tráfico. Es un círculo vicioso que juega en tu campo.

Este último comentario se puede considerar  por si solo, otro importante punto que se extiende al primero. Esto es seguir añadiendo contenido fresco y relevante. Los buscadores que existen actualmente hacen millones y millones de búsquedas por frases y palabras que los navegantes teclean en ellos. Cuantas más páginas construyas sobre algo en concreto, muchas más opciones habrá para que te encuentren en Internet. Cuando se trata de añadir contenido, piensa en las como expresas lo que estás contando y ten en mente las palabras y frases clave. Recuerda que una de tus metas es que encuentren tu sitio Web por medio de miles de palabras y frases diferentes cada mes. Aparte de esto, está comprobado que los buscadores prefieren los dominios que van añadiendo gradualmente contenido nuevo.

Elige un buen nombre de dominio

Otro punto esencial para que el tráfico nos sea beneficioso, es uno de los primeros pasos que hacemos casi al principio de montar nuestro sitio Web, y es elegir el nombre único que le vamos a poner a nuestras páginas. Esto no solo es importante para que la gente recuerde tu sitio al instante y en cualquier lugar, sino para los buscadores a la hora de indexarte en un tema determinado. Lo primero es decidirte por un nombre que la gente recuerde fácilmente.

Busca un nombre de dominio que aparte de ser fácil, no se confunda con otros sitios Web similares. Lo que menos quieres es que la gente teclee la Web de otro administrador cuando quieren ir al tuyo. Busca en alguna herramienta SEO de selección de palabras si ese nombre de dominio que tienes en mente esta muy buscado.  Si aparte de tener gancho, ha sido una frase o palabra utilizada para hacer búsquedas en Internet, mejor que mejor. Hay gente que incluso directamente coge la frase que ha encontrado en estas herramientas y las utiliza como nombres de dominio, aunque no tengan un sentido lingüístico muy acertado.

En este tema hay muchas cosas que decir y elegir. Si una palabra o frase tiene miles de visitas y el dominio no ha sido adquirido, es buena idea comprarlo ya que puede proporcionar un buen tráfico que será dirigido a nosotros solo por ese nombre de dominio tan específico. De todos modos, un nombre con sentido, fácil de recordar y con una palabra clave incluida tendrá también un buen efecto en el futuro tráfico.

Tampoco es mala idea coger todas las variaciones posibles del dominio que has recién comprado. Mucha gente se equivoca al teclear o pensar en un dominio concreto y acaban añadiendo una palabra al final del dominio, o simplemente haciendo algún tipo de variación sobre el verdadero nombre de dominio. Revisa todas las posibles formas de tu nombre de dominio y no descartes comprar algunas de las más obvias. Por supuesto, acuérdate de hacer una redirección de esos nombres “falsos”, a tu verdadero dominio. De otra manera, no estarás haciendo nada.

Muchas de las visitas que se producen en sitios Web dependiendo de su temática o nicho, son por medio de las imágenes que están puestas en las páginas. Desde que Google tiene el servicio de imágenes online en la propia portada de su buscador, es muy sencillo que la gente busque fotos, gráficos y otras imágenes sin tener que pasar por largas búsquedas en el interior de páginas Web.

Si nuestra página Web tiene o va a tener muchas imágenes insertadas por todas las páginas, debemos usar una sencilla estrategia que atraerá a estas personas en busca de gráficos. Cuando elijas el nombre del fichero de la imagen, usa una palabra o frase apropiada. Para poner un ejemplo rápido, si estamos escribiendo sobre material hípico, podemos poner silla-de-montar.jpg en la foto que describa una de estos artilugios. Es tan simple como eso. El resto lo harán los buscadores.

Hay que decir que el tráfico derivado de las imágenes no suele ser el más ideal y el que convierte en ingresos y beneficios si hablamos en términos de adsense o programas de afiliaciones, o por lo menos esa es la experiencia que tengo yo. Sin embargo, no deja de ser tráfico, y una persona que llega a nuestra Web por este medio, puede ser un futuro visitante asiduo, o simplemente puede seguir navegando por mera curiosidad en nuestro dominio.

De todos modos, si quieres conseguir un tráfico realmente serio para una Web en principio normal, donde puede haber mucha competencia, tendrás que encontrar las palabras y frases exactas que la gente está tecleado en los buscadores de Internet. Hay muchas herramientas que te pueden ayudar en esto, y lo útil que son dependen del país donde van centradas, si son gratis o de pago, etc.

La herramienta SEO Overture tiene varios idiomas con los que poder hacer este tipo de búsquedas, y el propio buscador Google tiene también un seleccionador de keywords que nos puede dar una buena idea de lo que la gente anda buscando. Lo precisas que sean estas herramientas son otro tema. Personalmente pienso que son válidas para hacernos una idea de lo que se usa, aunque suelo hacer una combinación de ambos programas para ver si se está buscando más el plural o el singular, contextos, etc.

Un pequeño consejo

Una cosa que podemos hacer para acertar en los títulos de nuestras páginas Web, es ir a Google y teclear una frase en la ventana de búsqueda. Mira los títulos que aparecen en los primeros 10 resultados. Observa cuales son atractivos para hacer clic en ellos y cuales son simplemente una lista de frases clave sin importancia. Podrás ver la diferencia de los buenos títulos y los malos. Recuerda, los títulos buenos se escriben para los buscadores y para las personas. También hay que recordar que los títulos se escriben en la etiqueta o tag HTML “title” cuando estamos creando la página.

Ahora ve a tu sitio Web y mira los títulos que tienes puestos. Empieza primero por las páginas más importantes. Dependiendo de lo que hayas puesto, vuelve a escribir los títulos para que sean más aparentes al ojo humano. Lo siguiente es ir a Google y hacer una búsqueda de tu sitio Web poniendo lo siguiente: site:tusitioweb.com y ver los resultados. Por supuesto tendrás que poner el nombre de tu Web a continuación de la palabra site.

Estudia los títulos de las páginas que aparecen. Si tienes una Web que lleva ya varios años en funcionamiento, puede que te sorprendas de lo malos que son algunos títulos, ¿Quieres encontrar ejemplos de buenos títulos? Usa Google para hacer algunas búsquedas, que no tienen necesariamente que estar en el nicho de mercado que hayas elegido. Recuerda coger el concepto, no simplemente copiar lo que veas. Teclea todo tipo de frases y estudia los títulos que van apareciendo en los primeros resultados. Pronto empezarás a tener ideas de cómo mejorar los títulos de tus páginas Web.

Verás también una breve descripción de la página debajo del título que es la información contenida de la etiqueta o tag HTML “description”. Es importante poner una buena y breve descripción de lo que se van a encontrar si hacen clic en el enlace. Del mismo modo, deben ir incluidas las palabras y frases clave en esta descripción, pero de una forma natural y con sentido. No vale simplemente poner la keyword sin nada más de información.

Si tienes un sitio Web bien establecido, seguramente habrás escrito muchos títulos Web y descripciones a lo largo de los años, pero sin preocuparte de incorporar estrategias de marketing en estas etiquetas. Puede que se momento de volver a echar un vistazo a esas antiguas páginas para mejorarlas un poco. Si el sitio Web es nuevo, podrás empezar a aplicar estas ideas desde el principio.

No pretendas engañar a los buscadores

Los buscadores se vuelven cada vez más inteligentes. Lo más inteligente no es intentar engañarles sino trabajar con ellos. Están gradualmente mejorando para diferenciar los sitios Web con poca calidad o con los típicos trucos para posicionarse mejor, y por tanto hay penalizaciones que siempre acaban llegando. Por esto mismo, crea sitios Web con calidad con un contenido realmente útil para todo el mundo.

Las ideas básicas para una buena optimización para un buscador es bastante simple, y los profesionales SEO lo saben:

  • Debes hacer fácil y sencillo que la temática de tu Web sea bien entendida por los buscadores.
  • Encuentra las palabras y frases clave (keywords) y úsalas en los títulos, en la cabecera de la página, en la introducción, por todo el contenido interior de la página, en las etiquetas, etc.
  • Usa estas keywords en los nombre de fichero, como por ejemplo los archivos html o jpg. Nombra las páginas Web con estas keyword y el buscador sabrá enseguida de qué es la página.
  • Usa sinónimos y variaciones de palabras de forma natural por todas las páginas.
  • Cuando crees enlaces o otras páginas dentro de tu dominio, usa las keyword en el “anchor text”, que son las palabras que la gente ve en el enlace. Haz esto en todos los enlaces internos y en los enlaces de otros dominios que apuntan al tuyo.
  • Para los enlaces internos es mejor usar texto en lugar de gráficos con el enlace incluido.
  • Crea un sistema de navegación en tu sitio Web para que las personas y los buscadores, puedan encontrar fácilmente el contenido.
  • Consigue enlaces externos, o lo que es lo mismo, que otras Web apunten con links a tu Web. Hablaremos de esto en la siguiente sección del curso.

Recuerda esto – cuantos más enlaces de alta calidad tengamos apuntando a nuestro sitio Web, más impresionados estarán los buscadores de Internet. Hay muchos directorios de calidad en Internet, y dependiendo el idioma que hayamos elegido para nuestra Web, tendremos una amplia selección para hacer el envío. De todos los directorios existentes, puede que el más popular sea DMOZ.org el cual lleva ya unos cuantos años en funcionamiento y tiene un gran prestigio. Sin embargo, no nos engañemos… aparecer listado en DMOZ es una tarea difícil y complicada. De hecho, parece que en los últimos años hace falta tener “padrino” para ser registrado en sus páginas. De todos modos, el intentarlo es casi obligatorio y lo primero que tenemos que hacer cuando colgamos nuestra Web en Internet, es enviarla a este directorio. Quién sabe, puede que tengamos suerte y después de unos meses aparezca listada en sus páginas.

Aunque DMOZ es un objetivo muy perseguido, no es el único directorio a tener en cuenta. Los principales buscadores existentes tienen sus propios directorios donde podemos hacer el envío de nuestras Web. Cuando vayamos a enviar nuestro dominio a uno de estos directorios, lee las normas cuidadosamente. Algunos directorios son de pago, otros piden un enlace a cambio, otros son gratuitos y no piden nada, etc. Esto puede que nos haga ir más lentos, pero aumentará las posibilidades de aparecer listado.

Si somos incluidos en unos de estos directorios, son enlaces que pueden durar años, por lo que merece la pena hacerlo con cuidado y adecuadamente. Recuerda también que posiblemente la Web vaya ganando prestigio y PageRank (del cual hablaremos después), y por tanto el enlace apuntando a tu dominio ganará prestigio. No hace falta que hagas la petición de inclusión de tu Web en cientos de directorios en un solo día. Incluso podría ser contraproducente. Haz este envío de forma gradual y siempre de la misma manera. Por ejemplo, puedes registrarte en 8 o 10 foros cada dos o tres días. Hagas como lo hagas, que el proceso sea siempre uniforme.

No te olvides de los directorios específicos a tu nicho

Busca directorios especializados en tu nicho de mercado. No tienen que ser grandes directorios ni tener un gran renombre. Simplemente lo único que hace falta es que sean de lo que va tu Web. Si tienes varias sitios Web, no las mezcles con el mismo directorio. Por ejemplo, si tienes una Web de submarinismo, y la incluyes en un directorio de pesca submarina y buceo, no metas también tu sitio Web sobre mascotas exóticas. Lo primero es que seguramente no te la acepten, y segundo, la relevancia de ese enlace quedará en entredicho.

¿Cómo encontrar directorios específicos de tu temática? Bueno, la manera más fácil es utilizando los buscadores y hacer una búsqueda. En mi caso, el método que utilizo es coger papel y bolígrafo y ponerme cómodamente en frente del ordenador. Imaginemos que tienes una Web de mascotas, para continuar con el ejemplo de ante. Lo más simple es teclear en ventana del buscador “directorios mascotas” y hacer la búsqueda. Verás como aparecen muchos sitios donde poder poner tu Web sobre ese tema. Otro método que utilizo bastante es ir a directorios de mucho tráfico (DMOZ podría servir) y buscar en las categorías que me interesan. Podremos encontrar cientos de directorios exclusivamente dedicados a lo que nos interesa y en muchos idiomas diferentes.

Envía artículos a directorios especializados

Escribe artículos y envíalos a los directorios especializados en publicación de artículos, manuales, guías y tutoriales de todo tipo. Asegúrate de que son de interés y que sean útiles. Existen muchos sitios Web dedicados a publicar contenido útil de otras personas guardando siempre la fuente y autor de dicho artículo. Esto da muchas ventajas que te beneficiarán en muchos sentidos.

Por ejemplo, hay muchas opciones de que otros sitios Web cojan tus artículos y los pongan en su propio sitio Web guardando los enlaces que hayas puesto de vuelta a tu dominio. Esto puede causar que con el paso del tiempo se creen cientos de enlaces a tu sitio Web sin hacer absolutamente nada. Todo quedará automatizado. Por otro lado, te darás a conocer y ganarás prestigio como un buen entendido sobre el nicho de mercado que has elegido.

Hay algo que tenemos que tener en cuenta si publicamos artículos en directorios que también están incluidos en nuestro sitio Web. Según algunos expertos, no es conveniente tener el mismo artículo en ambos lados y que sean totalmente iguales. Pon artículos diferentes en los directorios o al menos haz variaciones para que no se interpreten como contenido duplicado. Distribuir artículos a directorios puede ser algo tedioso y puede consumir mucho tiempo, pero al final merecerá la pena. Por otro lado, si pones artículos de otra persona en tu propio sitio Web, recuerda poner un enlace de vuelta al autor.

El envío de artículos no tiene porque ser solo a directorios. No es mala idea hacerlo a otros sitios Web que tengan un importante tráfico y una gran popularidad. Con esto me refiero a todo tipo de Webs que pueden ir desde periódicos online y blogs, hasta sitios de publicación de noticias como puede ser meneame.net, para poner un ejemplo. Todos estos artículos y publicaciones, son enlaces de vuelta que te serán pagados con creces en la mayoría de los casos. No escatimes esfuerzos en este punto porque te conocerán por lo que escribas y como lo hagas.

Dar algún consejo o ayuda por blogs, otros sitios Web, foros, publicaciones informativas, etc. pueden dirigir un enlace externo hacia tu sito Web por mucho tiempo. Estar en contacto con sitios en Internet que resuelven dudas a otras personas, hablan de temáticas varias y ayudan sus visitantes, es una forma excelente de ser útiles, ganar reputación y sobre todo, conseguir esos enlaces entrantes que nos traerán un buen pagerank y muchas más visitas con el tiempo.

Una cosa que también hay que tener en cuenta si nos registramos en estos sitio online, donde podremos publicar nuestras ideas, consejos o simples comentarios de ayuda, es tener en cuenta la creación de nuestro perfil en dichos sitios. Cuando registremos nuestro perfil, debemos elegir adecuadamente las palabras que escojamos. Esto aumentara las posibilidades de que nos encuentren en los buscadores. Para poner un ejemplo,  si tenemos un nick que está dedicado a los muebles de cocina, deberíamos utilizar dicho nick siempre asociado en esta temática. De esta manera ya estaremos asociando en los buscadores el tema de nuestro sitio Web y nuestro nombre en Internet. Cualquier búsqueda, tanto por el nick como por muebles de cocina, aparecerá en algún momento asociado en los resultados.

Realmente esto no se suele seguir de forma estricta, y si tengo que ser sincero, apenas utilizo este método de asociación en mis perfiles en otros sitios Web. Como se suele decir “En casa del herrero, cuchillo de palo”. De todos modos, muchos expertos SEO creen que este punto es un eslabón más a la hora de incrementar nuestras visitas Web, y por tanto, será cada uno el que tenga que valorar si lo debe seguir o no.

Consigue algunos enlaces recíprocos

Podemos decir que un enlace recíproco es cuando dos sitios Web se ponen de acuerdo para enlazarse mutuamente. Los enlaces recíprocos no son tan importantes como solían ser. Según muchos expertos, no debería ser la principal estrategia a seguir para generar el tráfico a nuestro sitio Web. De todos modos, todavía muy útiles, especialmente cuando estás estableciendo un nuevo dominio Web y quieres que los buscadores te consideren rápidamente.

Algunos estudios en los últimos años, han puesto en duda la importancia con de los enlaces recíprocos, y aunque hay opiniones de todo tipo, parece ser que si uno se decide a realizar este tipo de intercambio de enlaces, lo debe hacer con otros sitios Web que realmente merezcan la pena. De otra manera no estamos consiguiendo nuestro objetivo. Recordemos que cuando los buscadores valoran los millones de sitio Web que existen en Internet, consideran seriamente el número y la calidad de los sitios Web que enlazan a tu propio sitio Web.

El problema es que muchas veces persuadir a los sitios más relevantes y de mayor calidad para que enlacen contigo, puede ser muy pesado, tedioso y sobre todo frustrante. No hay técnicas definidas para conseguir este tipo de enlaces, y sobre todo que sean buenos. Aquí entra la experiencia y los consejos que vamos oyendo a lo largo de nuestro camino. Una forma bastante obvia es hacer una cuidadosa búsqueda por los principales buscadores de Internet y directorios, y ver los sitios que complementan con tu temática pero no son cometidotes directos. En muchos foros dedicados a la mejora de visitas Web y SEO, podemos encontrar muchas personas que ofrecen hacer este tipo de intercambios, aunque debemos ser selectivos a la hora de dar el si.

Una forma bastante común y útil de conseguir potenciales recíprocos, es visitar a otras Web de nuestra propia temática pero que lleven más tiempo o están más asentadas, y visitar su página de enlaces. En esta página donde ponen sus enlaces recíprocos, podemos encontrar importantes dominios que estarán encantados de enlazar contigo.

No hay una metodología precisa para decidir como poner este tipo de enlaces pero los pasos siguientes nos pueden ayudar a conseguir algunos enlaces de calidad y de peso.

  • Invierte tiempo en conseguir sitios que consideres que merezca la pena intercambiar enlaces. No siempre es fácil encontrar sitios de calidad, por lo que ten paciencia. Si después de unas horas no has conseguido ver algo válido, no te preocupes, continua el próximo día.
  • Cuando hayas encontrado un sitio Web que sea de calidad, con mucho tráfico Web y muy asentado, pon en tu sitio Web un enlace hacia ellos. Después de haber puesto el enlace, escribe un email al administrador del sitio Web (o email de contacto) que sea amigable y que diga lo interesante y buena que te resulta su página Web.
  • Pone en el email la URL del enlace que has puesto hacia ellos, y pídeles amablemente que te pongan un enlace de vuelta sugiriéndoles alguna de sus páginas donde el link sería más apropiado.
  • Si después de más o menos un mes no hay ninguna contestación, vuelve a enviar un email amistoso recordando el posible intercambio. Muchas veces un correo electrónico se puede perder, olvidar o extraviar.
  • Si pasadas varias semanas de este segundo correo no hemos recibido contestación, podemos proceder a quitar el enlace que les habíamos puesto. No te sientas frustrado si no conseguimos el enlace recíproco, ya que muchas veces lo conseguiremos y otras no… así es este mundo.

Algunos expertos solo se centran en conseguir enlaces con un pagerank muy alto (de 4 a 10). Está claro que cuanto más PR tenga mejor, pero no debemos dejarnos influenciar por eso, ya que existen muchos dominios Web que tienen un PR menor y tienen muchísimas visitas y son de gran calidad. Algunos sitios incluso cobran por poner un enlace a tu página Web. Bueno, personalmente no me parece bien está práctica y depende de cada uno decidir si soltar dinero para conseguir un enlace de un alto PR.

Pongamos que tienes a 2000 visitantes a la semana o al mes. Muchos de ellos van a ver dos o tres página de tu Web y luego desaparecerán. Posiblemente ni siquiera vuelvan a visitar tu página porque ya han conseguido la información que querían, y pasen a otros asuntos. Una de tus misiones para atraer más visitas a tu Web es convencerles de que vuelvan. Escribir tu propio boletín de noticias es una buena manera de incrementar y repetir el tráfico Web que ya habías conseguido. Un boletín de este tipo recuerda a lectores ocasionales de que tu sitio existe (como Teruel).

Para animar a visitantes para que repitan su visita de vez en cuando, les puedes hablar de los nuevos artículos que has añadido a tu Web, o incluso de otros artículos que se han saltado. Se les puede avisar de un estudio que estás realizando, un reportaje sobre un producto, o nuevas secciones de un foro donde pueden colaborar… si tienes un foro por supuesto. Si utilizas tu Web para vender servicios o productos del tipo que sea, puedes utilizar el newsletter para comentar lo último que has puesto en oferta dando precios u oportunidades favorables si son usuarios registrados.

Mientras estés escribiendo tu boletín de noticias, continúa preguntándote a ti mismo, ¿Lo que ofrezco es útil? ¿Cómo lo puedo hacer más útil? Si no te gusta demasiado escribir, puedes recurrir a fuentes externas para que lo hagan por ti, o simplemente escribir notas o mensajes breves para que tus lectores sepan que tu sitio Web ha sido actualizado. No tiene porque ser un boletín largo o demasiado extendido. Un newsletter de este tipo mejora tu reputación, añade credibilidad, y sobre todo aumenta las posibilidades de realizar una venta.

Otra ventaja de publicar un boletín de noticias, es que cuando quieres lanzar una segunda o tercera Web, le puedes dar un buen arranque simplemente mencionándola en tu newsletter ya consolidado. Si nunca has publicado un newsletter, verás que no es tan difícil como te imaginas. Hay programas y software disponible para que pongas en marcha tu boletín prácticamente al instante. Muchos de estos programas para boletines, protegen contra el spam, tiene automatizadas muchas de sus tareas, disponen de plantillas para que elijamos la apariencia, etc.

También está la opción de delegar el servicio de boletines de tu Web a una tercera compañía, la cual se encargará de casi todo. Sin embargo, este método suele ser de pago por lo que entérate si merece la pena lo que cobran. Puede que te interesa más estudiar algo de HTML y crearlo tu mismo.  Un modo es ver como lo tienen implantado otras personas y ver que software han utilizado, o incluso mandarles un correo preguntándoselo. Sea como sea, busca en Google y encuentra lo que mejor se adapta a tu dominio Web.

Publica un curso

Se entiende que eres un experto en la temática que has elegido, por lo que es una buena idea ilustrar a otros con ansias de información. Publica un curso de mayor o menor extensión, y anúncialo en tu boletín de noticias. Puedes publicarlo en directorios especializados de tutoriales y guías, lo cual te proporcionará tráfico por si solo. Esta técnica anima también a tus visitantes para que sigan viniendo a tu sitio Web. Una cosa que hay que tener en cuenta, es que no solamente es escribir el curso y ya está. Debemos incluir durante todo contendido, enlaces a otros artículos que hayamos escrito con anterioridad. Por un lado estaremos creando enlaces internos para los buscadores, y por otro haremos que nuestros lectores se muevan por la Web y descubran nuevas páginas. Podemos incluso incluir enlaces de programas de afiliación si  entra en contexto.

Crea un blog o grupo de blogs

A estas alturas ya sabrás que es un blog. Es muy fácil de hacer y se puede hacer de forma gratuita incluso sin saber HTML. Lo puedes crear de forma interna en tu dominio o en un servicio gratuito, como puede ser una comunidad de blogs al estilo blogger. Personalmente aconsejo crearlo internamente a nuestra Web como si fuera una extensión más personalizada de lo que hacemos habitualmente en nuestro dominio, aunque hay varias opiniones diferentes en este sentido.

Cuando añadas o hagas alguna modificación importante en tu sitio Web, lo puedes mencionar en el blog que has creado poniendo el enlace a dicho cambio. Haz amistades con otras publicaciones de blogs y consigue enlaces externos. Un blog bien hecho, puede empezar a recibir visitas por el mismo, incluso superando muchas veces a los sitios Web que las acogen. Al ser una zona donde la gente puede dejar su opinión, tu Web estará continuamente actualizada y eso será bueno a nivel de buscadores de Internet.

Quitar todos los enlaces rotos o faltantes de tu sitio Web es importante. A los buscadores no les gusta. ¿Como hacer esto, sobre todo si ya tenemos cientos de páginas? Existen sitios Web con software especializado y con servicios gratuitos para poder saber donde tenemos los enlaces rotos. Un ejemplo es www.links-rotos.com, aunque existen varios muy parecidos los cuales funcionan prácticamente de la misma manera, lanzando un robot de rastreo que revisa todos los enlaces internos que tenemos.

El propio servicio que ofrece Google, (Google Sitemaps), ofrece un servicio gratis que te avisa de enlaces que no puede seguir. Muchas veces el punto exacto donde el enlace está roto no es demasiado obvio y tendremos que usar un poco de nuestro ingenio. Sin embargo, con una pequeña búsqueda veremos donde fallan los enlaces defectuosos. Otra ventaja de usar este servicio que ofrece Google, es que nos asegura que se entera de hasta la última página que tiene nuestra Web.

Usar un alojamiento Web bueno y fiable, es realmente esencial. Si tu sitio está caído cuando el robot de Google viene a visitarte, muchas de tus páginas Web puede que sean retiradas de la base de datos de Google, o ni siquiera sean indexadas. Muchas compañías de alojamiento Web “baratas” puede terminar siendo muy caras. Desconfía de las compañías que llevan poco tiempo en el mercado, por lo menos hasta que te hayas informado de lo fiable que es.

Hay gente que piensa que tener todas nuestras Web en la misma compañía de alojamiento Web es un error, y que se deberían utilizar varias en caso de que alguna tenga problemas. Si nuestra compañía está bien asentada y lleva tiempo en el mercado, no debe haber problemas de este tipo. La compañía de hosting con la que opero actualmente es Godaddy.com, la cual es bastante conocida y popular. Lo cierto es que nunca he tenido un solo problemas con ellos y el soporte técnico es envidiable.

Descubre nuevas temáticas en tus estadísticas

Es muy importante tener algún tipo de programa que controle exactamente es estado de tu tráfico, sea del volumen que sea. Saber de donde vienen, como han llegado hasta ti y con qué frases y palabras clave, te puede hacer encontrar una nueva estrategia para mejorar el volumen de visitas. Algunos expertos SEO dicen que si tienes un sitio Web de muebles del hogar, y recibes muchas visitas por términos de muebles de cocina, es buena idea enfocar en este tipo de muebles un poco más de lo normal. Posiblemente, centrarse en un nicho de mercado específico beneficie altamente tu Web si tienes negocios online con ella.

Tener un control total de lo que ocurre en tu sitio Web te permitirá trabajar y encauzar tus esfuerzos y energía en lo que realmente te va a reportar más tráfico.

Añade un foro a tu sitio Web

Un foro tiene grandes ventajas y grandes desventajas. Un foro popular puede atraer un buen número de visitas repetidas a tu sitio Web. Esto puede mejorar tu credibilidad como un experto en la temática de tu dominio. Por otra parte, un foro también puede llevar mucho trabajo. Antes de lanzar uno dentro de tu sitio Web, considera que lo tendrás que mantener siete días a la semana y 365 al año.

¿Quién se encargará de quitar los mensajes inútiles y el spam? ¿Tendrás varios moderadores diferentes trabajando en distintos horarios por todo el planeta? Si lo vas a moderar tu mismo, ¿Quién se encargará cuando te quieras tomar algunos días de vacaciones? Aun con estas pequeñas pegas, tener un foro donde la gente pueda preguntar y relacionarse, es un buen modo de mantener y aumentar las visitas en un tiempo relativamente corto. No hay que desestimar este método.

Con esto no me refiero a seguir añadiendo contenido e ir incrementado páginas en tu sitio Web. La renovación Web a la que me refiero es más bien en el sentido de estructura en ciertos aspectos. Considera por ejemplo como están enlazadas tus páginas. Cambiar tu estructura de enlaces puede incrementar o hacer bajar el pagerank de tus páginas de forma independiente, lo cual podemos intentar aprovechar en nuestro favor para dar un empujón a las páginas más importantes. Hay una razón lógica para hacer esto, y es que quieres más enlaces a ciertas páginas, sobre todo si son las que te están dando más ingresos por publicidad, ya sea por banners, adsense u otros medios de generar dinero.

Otra forma de actualización Web que muchos expertos utilizan y les funciona, es ir añadiendo nuevas páginas basándose en cosas que se pueden ver en la vida cotidiana, ya sea en programas de televisión o dando un paseo por la calle. Si ves algo que puede tener un interés general para tus visitantes, exponlo en tu sitio Web o blog haciendo una o varias páginas sobre ello. Si es algo que todavía no ha tenido mucha repercusión en los medios, serás de los primeros y te llevarás los honores de tener muchas visitas interesadas en ese tema.

Algo que es importante a tener en cuenta es que si creamos esas nuevas paginas con algún tema en concreto, lo primero es que es conveniente de que sea sobre algo de lo que habitualmente escribamos, o en otras palabras, sobre nuestro nicho de mercado. De esta manera y aprovechando estas nuevas páginas, podemos buscar nuevos programas de afiliación que nos proporcione ingresos adicionales. Aunque este tutorial solo esté centrado en incrementar las vistas Web, no está de más tener en mente la posibilidad de obtener ingresos de nuestro tráfico, lo cual la mayoría hace.

Prueba a promocionarte offline

Utilizar técnicas orientadas a promocionar tu sitio Web online, es lo que la gran mayoría de la gente hace, y hasta el momento todo el curso se ha centrado más o menos en estas técnicas. Sin embargo, cada vez más, la promoción de sitios Web en el mundo real está pasando por diferentes métodos que funcionan muy bien.

Uno de los ejemplos más claros de la promoción de una Web por medios externos a Internet, son las camisetas. Si… no es una broma – las camisetas y los objetos donde se puede serigrafiar el nombre de un dominio Web acompañado de una ilustración o algo por el estilo, tiene un efecto viral, es decir, hace que nuestro nombre de dominio esté en multitud de ojos todos los días y en distintos sitios. Por supuesto se necesita una inversión en este sentido, sobre todo porque una vez las camisetas estén imprimadas, se deben regalar, no vender. No es excesivamente caro y nos puede dar unos resultados excelentes.

De la misma manera que la idea de las camisetas, nuestra imaginación no debe acabar ahí. Todo lo que sea propenso a mostrar nuestro dominio Web, debe ser aprovechado, siempre sin incurrir en delito o en algo que nos pueda ocasionar problemas. Con esto quiero decir que no es buena idea poner carteles anunciando nuestra página Web, en sitios donde está prohibido esta práctica. Al final acabaremos sin cartel y pagando una multa.

Otra forma de publicidad de nuestra Web y que en muchas ocasiones no necesitará un gasto adicional, es anunciarnos en periódicos y revistas, a ser posible dentro de nuestro nicho. Existen publicaciones que de forma gratuita o por un precio asequible, nos permitan poner un mensaje con nuestra Web incluida. Esto método, sin embargo, suele ser a nivel local de nuestro barrio o distrito, pero no hay que descartarlo.

Otra opción de conseguir unos enlaces de utilidad es por medio de eBay. Abre una cuenta en eBay y en tu página “Sobre mi”, pon un enlace hacia tu sitio Web. Algunos afiliados crean revisiones o reportes los cuales contienen información bastante útil, incluyendo los códigos de sus programas de afiliación. Puedes saber algo más de eBay con nuestro curso eBay que explica en qué consiste su funcionamiento.

Por otra parte, ¿sabías que adsense tiene un grupo de discusión para consultas y ayudas? Puedes ir a este sitio y contestar a alguna consulta de alguien y poner al fondo de tu respuesta, un enlace a tu sitio Web. Sin embargo, algunas personas dan respuestas genuinamente útiles y otras solo hacen un pequeño comentario de unas cuantas palabras como excusa para poner su URL. No hace falta un genio para saber cual de los dos métodos es el más efectivo.

Algunas redes sociales como por ejemplo MySpace, tienen millones de usuarios y siguen creciendo a una velocidad asombrosa. En el caso de MySpace, el tráfico es masivo, con más de 38 millones de visitantes únicos en Abril de 2006. Puedes estar seguro de que están sacando un gran partido económico de este tráfico, y no solo los dueños de esta Web, sino muchos asociados a esta página.

Campañas de PPC efectivas

Crea páginas especiales para el tráfico que estás consiguiendo por medio de un pago, como podría ser el caso de adwords. Si estás incluyendo en tu sitio Web grandes cantidades de contenido fresco y de alta calidad, hay un riesgo de que los visitantes que lleguen por medio de tráfico pagado, se distraigan por este contenido gratuito. Muchos simplemente se darán una vuelta por tu página, leerán muchas cosas y desaparecerán sin comprar nada.

Cuando estás pagando por ese tráfico que estás recibiendo, no puedes permitir que eso pase. Es esencial que tengas un alto grado de conversiones. Por ello, para el tráfico que estés pagando, crea páginas especiales, simples y sin distracciones, o mini Webs que sean directas al objetivo de la venta.

Crea un video propio

Mucha gente utiliza esta técnica para incrementar las visitas a su Web. Haz un video y cuélgalo en Youtube o Google video. Esto puede ser mucho más fácil de lo que parece. Coge una cámara de video digital, graba un video rápido comentando en qué consiste tu página Web, edítalo usando un software de edición de videos, y envíalos a los sitios antes mencionados. Te tendrás que registrar de forma gratuita tanto en Youtube como en Google video. Incorpora el nombre de tu dominio en el video.

Fuente: Marketing en casa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *