Hugo Chávez contrata a 200 personas para su Twitter

hugo chavez twitterEl presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha descubierto hace poco el potencial de internet y de las redes sociales, pero ha descubierto que para estar «al día» se necesita mucho más esfuerzo que para dar uno de sus extensos mítines en la televisión. Para contestar su Twitter y los cientos de mensajes que le llegan, ha tenido que crear un programa de Gobierno encargado de revisar los comentarios y mensajes de su cuenta.

El Twitter de Hugo Chávez es @chavezcandanga, y ya tiene casi 250.000 seguidores, seguramente muchos de ellos son curiosos que esperan ver cómo el presidente de Venezuela puede lograr adaptar y comunicar sus ideas sobre el socialismo a los 140 caracteres de la red social twitter.

Pero el presidente ahora se encuentra saturado con mensajes sin respuesta, por lo que decidió contratar a unas 200 personas que bajo su supervisión lo ayudarán a contestar los más de 50.000 mensajes que ha recibido en una semana.

«Esto es más trabajo para mí, porque no puedo dejar de responder, entonces yo he tomado la decisión de crear la Misión ChávezCandanga (…) es tal la avalancha de mensajes», dijo el líder socialista en un encuentro efectuado la noche del viernes con miembros de su partido.

Con más de 200.000 cuentas activas, Venezuela es uno de los países de Latinoamérica con mayor número de cuentas per capita y Chávez es el segundo «tuitero» con más seguidores de la nación sudamericana, después de Globovisión una televisora local de oposición.

Chávez comentó que la mitad de los mensajes que ha recibido provienen de seguidores que apoyan sus medidas y que algunos de ellos realizan peticiones o denuncias.

No obstante, el mandatario también aclaró que no todos sus seguidores le han deseado buena fortuna y que calcula que un 18,4 por ciento de los mensajes que ha recibido fueron hostiles.

«A algunos de ellos les echo un chiste», dijo el mandatario mientras se carcajeaba y recibía vítores de su audiencia.»Yo lo que hago es reírme de eso», agregó.

CARACAS (Reuters)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *